2.3  Las clasificaciones genéticas

Mediante las clasificaciones genéticas, se atribuye a los yacimientos minerales, orígenes similares a los de las rocas, es decir, se distinguen los yacimientos sedimentarios, ígneos y metamórficos. Las más empleadas son las de Lindgren, Niggli y Schneiderhöhn y Smirnov.

2.3.1  Clasificación de Lindgren

Waldemar Lindgren realizó la primera exposición formal de su clasificación en 1907. Con ligeras modificaciones efectuadas por él y otros autores, se expone a continuación en la tabla 6.1, tal como aparece en su obra Mineral Deposits.

CLASIFICACIÓN DE LOS YACIMIENTOS MINERALES

(Según LINDGREN)

I.     Yacimientos producidos por procesos mecánicos de concentración (temperatura y presión modera­das).

II.   Yacimientos producidos por procesos químicos de concentración (temperatura y presión variables entre amplios límites).

A.     En cuerpos de aguas superficiales.

1.  Por interacción de soluciones.

a)   Reac­ciones inorgánicas.

b)   Reacciones orgánicas.

B.     En cuerpos de rocas.

Temperatura: 0 a 70°C

Presión: moderada a fuerte

1.  Por concentración de sustancias contenidas en el cuerpo geológico mismo.

a)   Concentración por desintegración de las rocas e intemperismo residual cerca de la superfi­cie.

b)   Concentración por aguas subterráneas de circu­la­ción más profunda.

c)   Concentración por metamorfismo dinámico y regional.

Temperatura: 0 a 100°C

 Presión: moderada

Temperatura: 0 a 100°C

 Presión: moderada

Temperatura: hasta 400°C

        Presión: alta

2.  Concentración efectuada por introducción de sustan­cias extrañas a la roca.

a)   Origen independiente de la actividad ígnea.

   Por circulación de agua atmosférica a pro­fundida­des someras o moderadas.

b)   Origen independiente de la erupción de rocas ígneas.

   Por soluciones ascendentes ca­lientes de ori­gen incierto,  pero   cargadas de ema­na­ciones ígneas.

1.   Depositación y concentración a pro­fundidades someras. Yacimientos epitermales.

2.   Depositación y concentración a pro­fundidades intermedias.

Yacimientos mesotermales.

3.   Depositación y concentración a gran profundi­dad o a temperaturas y presiones altas. Yacimientos hipoter­males.

   Por emanaciones ígneas directas.

1.   A partir de cuerpos intrusivos.

Yacimientos de metasomatismo de

contacto o pirometasomáticos.

2.   A partir de cuerpos efusivos.

Fumarolas y sublimados.

Temperatura: hasta 100°C

Presión: moderada

Temperatura: 50 a 200 °C

Presión: moderada

Temperatura: 200 a 300 °C

Presión: alta

Temperatura: 300 a 500 °C

Presión: muy alta

Temperatura: probablemente 500 y 800°C

Presión: muy alta

Temperatura: 100 a 600°C

Presión: atmosférica a mode­rada

c)  En magmas, por proceso de diferenciación.

a)   Yacimientos magmáticos s.st.

(de segregación magmática).

b)   Pegmatitas.

Temperatura: 700 a 1 500 °C

Presión: muy alta

Temperatura: alrededor de 575 °C

Presión: muy alta

Tabla 3.1

 

Graton[1] (1933) añadió a esta clasificación dos grupos de yacimientos: los leptotermales, entre los yacimientos meso y epitermales; y los teletermales, a menor profundidad que los epitermales. Sugirió, además, que la clasificación sería más consistente desde el punto de vista genético si se invirtiese el orden impuesto por Lindgren; es decir, los yacimientos magmáticos y pegmatíticos primero, y los detríticos al final. Buddington, en 1935, agregó los depósitos xenotermales, formados a profundidades someras pero a altas temperaturas, dentro del grupo hidrotermal.

La clasificación de Lindgren es la más empleada en el continente americano, en particular en los Estados Unidos.

2.3.2  Clasificación de Schneiderhöhn

El suizo Paul Niggli[2] y el alemán Hans Schneiderhöhn desarrollaron sus ideas relativas a la génesis y clasificación de los yacimientos, en forma parecida y dándose los créditos respectivos uno al otro. En su obra clásica, Schneiderhöhn[3] expone su clasificación en forma definitiva, la cual realizó tomando en cuenta:

a)         La naturaleza de los fluidos mineralizadores

b)         Las asociaciones mineralógicas

c)         La distinción entre depositación profunda y somera

d)         El tipo de depositación, roca encajonante o ganga

En lo que respecta a los yacimientos hidrotermales, distingue los grupos plutónico y volcánico, a los que denomina hipabisal y subvolcánico, respectivamente. Además, añade un tercer grupo que constituye los depósitos de exhalación y que comprende los yacimientos de fumarolas y solfataras. Es digna de mención la lista detallada de asociaciones típicas de minerales, tomando en cuenta las clases de mena, roca encajonante y ganga de cada tipo.

A continuación, en la tabla 6.2 se reproduce la clasificación de los yacimientos de origen magmático, de acuerdo con los autores mencionados.

 

Sulfuro masivo estratiforme

 

CLASIFICACIÓN DE LOS YACIMIENTOS MINERALES

(Según Schneiderhöhn)

1.   YACIMIENTOS INTRUSIVOS Y MAGMÁTICOS LÍQUIDOS

(ORTOMAGMÁTI­COS)

 

2.   YACIMIENTOS PEGMATÍTICOS-NEUMATOLÍTICOS

A.  Yacimientos pegmatíticos

B.  Yacimientos neumatolíticos

C.  Yacimientos neumatolíticos de contacto

3.   YACIMIENTOS HIDROTERMALES

A.  Asociaciones de Au-Ag

B.  Asociaciones de cobre y pirita

C.  Asociaciones de Pb-Zn

D.  Asociaciones de Ag-Co-Ni-Bi-U

E.  Asociaciones de Sn-Ag-W-Bi

F.  Asociaciones de Sb-Hg-As-Se

G.  Asociaciones oxidadas de Fe-Mn-Mg

H.  Asociaciones no metálicas

4.   YACIMIENTOS DE EXHALACIÓN

5.   YACIMIENTOS SEDIMENTARIOS

A.  Zona meteorizada (oxidación y enriquecimiento)

B.  Placeres

C.  Residuales

D.  Bioquímico inorgánicos

E.  Sales

F.  Combustibles

G.  Depósitos de agua subterránea descendente

6.   YACIMIENTOS METAMÓRFICOS

A.  De metamorfismo de contacto térmico

B.  De metamorfismo regional

C.  Metamorfismo de los yacimientos

Tabla 3.2

 
Las asociaciones del grupo 3, se subdividen a su vez en varias categorías, como se ejemplifica para el grupo 3-B.

                                       

Manifestaciones de hidrotermalismo

GRUPO 3

YACIMIENTOS HIDROTERMALES

B.   Asociación de cobre y pirita.

       Serie hipabisal                                                                                                   Serie subvolcánica

a)   Masas e impregnaciones de pirita, cata a meso­ter­males.

c)   Impregnaciones de pirita y calcopi­rita en rocas silicatadas (menas de cobre disemi­na­do).

d)   Brechas ígneas impregnadas con menas de cobre.

e)   Filones mesotermales de cuarzo cal­copi­rita.

f)    Filones mesotermales de calcopirita y zonas de cizallamiento en rocas bási­cas meta­morfi­za­das (asocia­ción de cobre-clori­ta).

g)   Filones mesotermales de Cu-As.

i)    Yacimientos de reemplazamiento de Cu-As

j)    Yacimientos teletermales de calco­cita (tipo Kenne­cott).

k)   Filones de cobres grises.

l)    Yacimientos del Lago Superior con Cu-nati­vo.

b)  Yacimientos meso a epiter­males de pirita incluyendo las menas negras (Schwarzer­ze).

h)  Asociaciones meso a epiter­ma­les.

m) Asociación epitermal de cobre y zeoli­tas.

n)  Asociación epitermal de cobre epido­ta.

o)  Reemplazamientos teleterma­les de baja tem­peratura de calcoci­ta y cobre nativo en are­niscas rojas, lutitas y tobas.

             Tabla 3.2